Aplicamos en Málaga una técnica pionera para situar una prótesis en una pierna amputada

El proceso, que ha sido muy complejo, lo ha llevado a cabo un equipo multidisciplinar de médicos, ingenieros y técnicos ortoprotésicos.

El paciente malagueño Joaquín Villalobos, de 48 años, ha sido el primer en España en recibir una prótesis para su pierna amputada a través de una técnica pionera llamada osteointegración con el sistema EKSA. Los doctores Javier de Santos y Adela Gómez junto al Grupo Sanicor (Ortopedia Clínica Poyatos-Sanicor Málaga) y MBA han formado parte de un equipo multidicisplinar que ha hecho posible llevar a buen término un proceso muy complejo para que al paciente se le implantara una prótesis en su pierna izquierda, que fue cortada el 10 de mayo de 2019 a causa de un tumor sarcoma. Este hombre, cuatro meses después de recibir la prótesis, tiene mucha movilidad en la pierna y casi no usa ningún apoyo.

«Me siento bien, tengo un poco de inflamación, pero por lo demás estoy muy contento y agradecido», dijo Joaquín Villalobos a este periódico. Y añadió que ya camina con una sola muleta. «Es por seguridad. En cuanto coja más fuerza podré soltar la muleta», indicó el paciente, que recibe rehabilitación en el Hospital Marítimo de Torremolinos. Además, hace ejercicios de recuperación en su domicilio. Joaquín Villalobos está muy agradecido al traumatólogo Javier de Santos, que fue quien le propuso llevar a cabo la técnica que ha permitido el implante de la prótesis. «Todo el mundo se ha portado muy bien conmigo. Estoy satisfecho; no tengo ninguna queja», aseguró.

«Me siento bien y estoy muy contento y agradecido tras las dos operaciones y haber recibido la prótesis» afirma Joaquín Villalobos

El proceso, realizado en Málaga, tuvo tres fases. La primera fue quirúrgica y en ella se hizo la osteintegración de un implante en el fémur del paciente. En una segunda intervención se situó el vasto externo del implante. Finalmente, la tercera fase consistió en el acoplamiento del puente de seguridad y en la colocación de la prótesis externa.

En la osteintegración participaron los doctores Javier de Santos y Adela Gómez, Ortopedia Clínicas Poyatos y MBA

El procedimiento se complicó al coincidir con la pandemia del coronavirus, lo que llevó al equipo multidisciplinar de médicos, ingenieros y técnicos ortoprotésicos a colaborar usando sistemas de telemedicina remota con el equipo alemán participante dada la imposibilidad de viajar durante el rebrote del Covid-19.

El sistema permite que el paciente realice una carga directa sobre su estructura ósea y que a esta se conecte directamente la prótesis. De ese modo, se logra un mejor control de la prótesis y una carga más natural, un factor que favorece el grado de actividad diaria, sobre todo en muñones complejos.

El implante osteointegrado cuenta con más de 11 componentes distintos construidos con materiales de última generación. Unos módulos se alojan en el hueso del paciente, implantados quirúrgicamente, mientras que otros externos conforman la prótesis. Este sistema de alta tecnología dispone de un puente de seguridad que, ante cualquier fuerza de torsión que pudiera dañar el hueso, ‘desconecta’ la prótesis para evitar daños en el hueso ante caídas del paciente o fuertes rotaciones.

El implante osteintegrado sale del miembro amputado y se conecta con el resto de la prótesis externa. Una membrana de silicona especial protege y hace de barrera antibacteriana para evitar infecciones. Una de las ventajas de esta novedosa técnica, aplicada con éxito primera vez en España, es que la prótesis está incrustada en la pierna amputada en vez de ir sujeta con un anclaje.

Tras la amputación de la pierna izquierda se decidió que el paciente era candidato a un tratamiento pionero denominado osteointegración mediante el sistema EKSA. Fue llevado a cabo por los doctores Javier de Santos y Adela Gómez junto al Grupo Sanicor y MBA. La primera operación para la colocación del vástago fue en julio y la segunda se hizo en septiembre (ambas en el Hospital Clínico) y consistió en colocar el cono exterior que sirve de adaptador para la prótesis exoesqueletica. La última parte de proceso corrió a cargo de los técnicos especialistas Juan Ignacio Acosta y Juan Diego Rueda.

 

FUENTE: DIARIO SUR

 

Compártelo

Si lo ves interesante no dudes en compartirlo con los tuyos