Sanicor

Escoliosis

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una compleja deformidad de la columna que aparece en niños aparentemente sanos y que puede progresar por múltiples factores en los periodos de crecimiento rápido a lo largo de la vida.

En el 80% de los casos, la escoliosis es idopática, es decir, de causa desconocida.

Aproximadamente el 30% de los pacientes tiene historial familiar de escoliosis, por lo que existe un consenso en que la genética podría jugar un papel importante, si bien siguen investigándose sus posibles causas.

En la escoliosis idiopática, el tipo de escoliosis más frecuente,  existe una compleja deformidad tridimensional de la columna y el tronco, con diferentes grados de afectación.

 

LA EDAD ES IMPORTANTE 

Infantil  0-3 años  (0,5%)
Juvenil  4-11 años  (10,5%)
Adolescente  10-18 años  (89%)
Adultos  Más de 18 años

TIPOS DE ESCOLIOSIS

Escoliosis idiopática

De causa desconocida. Es el tipo más numeroso, ya que agrupa el 80% de los casos. La edad de máxima incidencia se sitúa entre 10 y 14 años.

Las curvas afectan por igual a niños y niñas, pero las posibilidades de progresión en la curva es ocho veces mayor en las niñas.

Escoliosis congénita

Secundaria a malformaciones de la columna por un desarrollo inadecuado de las vértebras antes del nacimiento.

Representa el 10% de los casos de escoliosis.

Escoliosis neuromuscular

Asociada a una amplia variedad de enfermedades neurológicas o musculares incluyendo parálisis cerebral, mielomeningocele, atrofia muscular espinal, distrofias musculares, etcétera.

Representa el 5-7% de las escoliosis.

Otras causas

 

Son las menos frecuentes y engloba traumatismos, tumores, infecciones óseas, neurofibromatosis, enfermedades del tejido conectivo y otras patologías.

TRATAMIENTO DE LA ESCOLIOSIS 

Al tratar la escoliosis, tu  médico tendrá en cuenta la severidad y progresión de la curva, la edad y otros factores. A veces, es suficiente la observación.

Si es necesario tratar la escoliosis la primera opción es, generalmente, un tratamiento no quirúrgico como el uso de un corsé junto al uso de fisioterapia específica o método Schroth.

Sin embargo, otras escoliosis pueden requerir cirugía. Tu médico podrá aconsejarte la opción de tratamiento más apropiada para cada caso de escoliosis.

Cada grupo de edad y cada escoliosis presenta diferentes necesidades y retos especificos en relación al tratamiento.

 

 

OBSERVACIÓN

La observación puede ser una opción de tratamiento válida en algunas escoliosis, usualmente en curvas pequeñas con un riesgo bajo de progresión.

Esto, por lo general, implica que tu médico realice controles periódicos cada cuatro a doce meses para verificar si la escoliosis ha mejorado o empeorado y establecer la progresión de la curva, optando por mantener la observación o derivar a otros tratamientos en función de la evolución que muestre.

Estos controles se fijarán en función de la etapa de desarrollo en que te encuentres y  consisten en una exploración física y radiografías.

En general, el riesgo de progresión aumenta cuanto menor es la edad y madurez ósea y mayor es la curva en el momento en que se diagnostica la escoliosis.

Por ello, este seguimiento es vital y de ahí la enorme importancia de acudir y mantener las revisiones en el tiempo.

 

 

CORSÉS

El corsé es el tratamiento conservador más eficaz en la escoliosis del adolescente, disminuyendo  la progresión de las curvas de alto riesgo con la finalidad de evitar la cirugía.

El 72% de los pacientes tratados con corsés estabilizan o mejoran su escoliosis.

El uso de un corsé se valora habitualmente en curvas mayores a 20º o 25º en pacientes en los que existe aún potencial de crecimiento.

Consiste en un dispositivo altamente especializado y realizado en termoplástico rígido, que se adapta alrededor del tronco y las caderas, aplicando presión a la curva.

Está diseñado especificamente para cada paciente, con el objetivo de mejorar y estabilizar la escoliosis, y deteniendo, en algunos casos, la progresión de la curva.

Existen distintos tipos de corses, tanto de uso continuo como nocturno y será el médico el que determine el más adecuado para cada escoliosis en función de múltiples factores.

La eficacia de un corsé está muy relacionada con las horas de uso: cuantas más horas de usa el corsé mayor eficacia tienen.

Encuentra más información sobre los diferentes tratamientos con corsés en el apartado Sanicor myBrace.

Sanicor. La alternativa más inteligente en el tratamiento de la escoliosis.

 

 

 

 

EJERCICIOS ESPECÍFICOS

Muchas de las deformidades de la columna vertebral se tratan mediante ejercicios específicos de fisioterapia como tratamiento conservador junto al uso de corsé.

En la escoliosis no solo las vértebras están afectadas, sino que todas las estructuras blandas (músculos, tendones, fascias, etc.) están sometidas a distintas fuerzas.

Entre los programas específicos de fisioterapia se encuentra la Reeducación Postural Tridimensional o Método Schroth.

El método Schroth es una terapia física conservadora para pacientes con escoliosis o cifosis, de todas las edades y en todas las etapas del tratamiento antes de la cirugía, después de ella y especialmente en los pacientes en los que la cirugía no está indicada.

La base de este método es reequilibrar la estructura de la columna vertebral y trabajar la musculatura desde esa posición de corrección, instruyendo a los pacientes en la realización de ejercicios correctivos específicos y técnicas de respiración, con el objetivo de elongar el tronco y corregir los desequilibrios del cuerpo.

Sus resultados son eficaces en la disminución del dolor, la progresión de la curva, la estabilidad postural y la mejora de la movilidad y la función cardiopulmonar.

 

 

 

 

CIRUGÍA

Algunos pacientes con escoliosis pueden requerir cirugía por distintas razones, especialmente en aquellas curvas superiores a 50º.

Se calcula que el 2-3%  de los adolescentes tienen escoliosis idiopática, pero solo uno de cada 5000 desarrollan curvas que progresan necesitando una intervención quirúrgica.

La fusión espinal es la cirugía más común para los pacientes con escoliosis severas que han finalizado el crecimiento e implica un injerto del hueso sobre las vértebras espinales, que realinea y fusiona las vértebras de la columna  formando un único y sólido hueso.

Esto detendrá el crecimiento en el segmento fusionado donde se encontraba la escoliosis, previniendo que la curva empeore.

El mejor procedimiento quirúrgico dependerá del patrón de tu curva, de tu madurez ósea y del criterio de tu cirujano. Es muy importante en la cirugía de escoliosis elegir un cirujano ortopédico pediátrico experimentado.

 

 

 

CLOSE
CLOSE